lunes, 25 de mayo de 2015

El Yinn ó Ifrit por The Ifrit

El YINN O IFRIT
Los yinnes en el Corán, se dedica un capítulo completo, Surah Al Yinn (capítulo 72). Al tomar el sentido literal de la palabra yinn, proviene del verbo yanna, iayunnu (cubrir, ocultar o disimular), de acuerdo con esto, la palabra yinn se refiere a “extranjeros inteligentes”. Otro significado es que yinn resulta ser un humano que no tiene una mente verdadera en su cabeza, sino una naturaleza fiera. Sin embargo, y de acuerdo al Corán; los yinnes representan otra creación de Dios que coexiste con los humanos en la Tierra. Estos fueron creados antes de la humanidad, y también se utilizó un conjunto de elementos diferente al que usó para los seres humanos.
He creado al ser humano de arcilla, un barro maleable. Y al yinn lo había creado ya antes de fuego”. (Corán 15:26-27)
Los llamó yinnes debido a que están ocultos a los ojos de los humanos. Iblís (Satanás) estaba en compañía de los ángeles a quienes Dios les ordenó que se postraran en señal de respeto ante Adán. Cuando él se negó se le preguntó el porqué, dijo:
Yo soy superior a él. A mí me creaste de fuego, mientras que a él lo creaste de barro”. (Corán 38:76)
De igual forma y de acuerdo al Corán, Aisha reportó que los ángeles fueron creados de luz y los yinnes de fuego sin humo.
Ante esto, Dios dijó: ‘Hagan una reverencia ante Adán’. La hicieron, excepto Iblís, que era un yinn, y desobedeció la orden de su Señor”. (Corán 18:50)
Por lo tanto, es incorrecto considerarlo un ángel caído o algo similar.
Se dice que los yinnes se pueden dividir en tres categorías principales en relación a sus modos de existencia:
  • Un tipo que vuela por los aires todo el tiempo
  • Un tipo que existe como serpientes y perros
  • Un tipo terrestre que reside en un lugar o deambula por ahí


Los yinnes incrédulos son denominados por diversos nombres en árabe y en español: Ifrit, Shaitán, Qarín, demonios, espíritus, fantasmas, etc. Ellos tratan de desviar a los seres humanos de diversas formas. Todo aquel que los escucha y se convierte en mano de obra para ellos, es conocido como un shaitán (demonio) humano.


De acuerdo al Profeta Salomón, únicamente a el se le otorgó el control milagroso sobre los Ifrit como señal de su profecía. Ante esto, el Corán describe: “Fueron concentradas ante Salomón sus tropas de yinnes, seres humanos y pájaros” (Corán 27:17), y todos ellos se ordenaban en filas y tenían distintos rangos. Según esto, nadie más está autorizado a controlarlos, y nadie puede hacerlo.
Generalmente se cuenta que un Yinn o Ifrit es un tipo de genio dotado de gran poder y capaz de realizar tanto acciones benignas como malignas, con lo que presenta un carácter dual que no comparten los otros genios.
Según el folclore, sienten especial resentimiento hacia los humanos, a quienes desean destruir a toda costa, ya que consideraron una gran ofensa el que se les obligara a postrarse ante la obra máxima de Allah (Adán), y que algunos mortales como Suleymán (Salomón) encontraran medios mágicos para controlarlos. Incluso cuando están esclavizados y se les mandan tareas, son difíciles de tratar y muestran una actitud irónica y maligna, tratando de tergiversar las órdenes que se les da cada vez que pueden. Pueden tener muchas apariencias, pero suelen tomar la de un hombre bello o una mujer hermosa. Es muy complicado tratar con ellos. Hay ifrits de los dos sexos.
En Las mil y una noches, se indica que a Sulaymán, hijo de Daud (David), se le considera el Señor de los ifrit; y se indica que castigó a los ifrit rebeldes que se negaron a seguir la religión y someterse a su obediencia, encerrándolos en jarrones que tenían un sello de plomo, en el que figura impreso el nombre del Altísimo (Allah).
Aunque como figura mitológica ha perdido gran parte de su identidad fuera del Islam, la figura del ifrit ha pasado a tomar fuerza en el folclore actual a través de los medios de comunicación
Ifrits en la literatura
En la saga de libros de Elliot Tomclyde, escrita por Joaquín Londáiz Montiel, se revela que el villano Tánatos, es un ifrit creado por un elemental llamado Weston Lamphard, y que su objetivo es conquistar la Tierra y esclavizar tanto a humanos como a criaturas mágicas.
En el libro American Gods, de Neil Gaiman hay una narración donde ifrit-taxista comparte una noche con un humano.
Ifrits en la televisión
Los genios de la lámpara son los yinn; sin embargo, todos hemos oído hablar del genio que tergiversa los deseos de su amo, provocándole desgracias por formular mal sus anhelos, este es el ifrit.
En Aladdín, de la factoría Disney, tenemos el ejemplo de yinn servicial en el Genio de la lámpara, pero si nos fijamos, la figura del ifrit la tenemos en su adversario, el hechicero Jafar, cuando desea convertirse en un genio. Jafar queda convertido en un genio agresivo, de color rojo y que más tarde, en El regreso de Jafar, desobedece las órdenes de su amo o manipulando estas a su conveniencia, haciendo su voluntad y adquieriendo apariencias muy diversas.
También en Los padrinos mágicos, aparece el mal llamado «genio» Norm, que es considerado un ifrit porque tergiversa los deseos de Timmy, haciéndolos divertidos para él, y desgraciados para el chico.
De igual manera se le puede ver en el animé, de la serie Bastard!!, donde aparece bajo la forma de un poderoso elemental de fuego que en un comienzo combate contra Dark Schneider y posteriormente, al ser derrotado por este se convierte por voluntad propia en su siervo más leal y poderoso.
También aparece en la serie True Blood, de la HBO, como el demonio del humo y el fuego.
Ifrit también es el espíritu acompañante de Hao Asakura, conocido como «Espíritu del Fuego». Hao lo robó en su vida apache y éste ha seguido fiel a él desde entonces.
También en la serie de Disney Los Hechiceros de Waverly Place en un capítulo Alex (Selena Gomez) libera a una Ifrit que su padre guardaba en una lámpara, Alex la libera y le pide que no la comparen más con su hermano, el cual ella tergiversa y hace que nadie recuerde a su hermano, para que así no la comparen con su hermano, luego Alex le pide a la genio que «todos vean a mi hermano claramente» y la genio lo tergiversa y lo convierte en invisible.
También se le puede ver en la segunda temporada, episodio 14 de la serie Lost Girl a un Ifrit en forma de mujer, que con solo tocar a su víctima la paraliza, provocándole una especie de ataque.
Ifrits en los videojuegos
De lo que les sonará a muchos la figura del ifrit es de su aparición en diversos juegos, más en concreto en la saga Final Fantasy, donde hace las veces de espíritu invocable de elemento fuego para combatir en las batallas. El ifrit de Final Fantasy ha sido un personaje invocable constante desde el Final Fantasy III, en el que se referían al espíritu como yinn, hasta la actualidad, con su denominación ifrit, en las últimas entregas de la saga. En la duodécima entrega es representado como una aeronave de la flota imperial de Arcadis, la cual tiene un gran arsenal de armas píricas.
En Prince of Persia el enemigo final del Príncipe Ratash, es un ifrit y el Príncipe lo derrota clavándole una espada en su corazón.
Igualmente, aparece en el Devil May Cry, pero como una pieza de equipo especial, un guantelete que el protagonista emplea a modo de guantes de lucha con fuego. También hace acto de presencia un ifrit en el juego Vagrant Story, como adversario a derrotar.
Asimismo, el ifrit es una criatura que se puede reclutar en algunas partes de la saga de Heroes of Might and Magic dentro de los castillos de tipo Infierno.
También aparece en el juego Sonic and the Secret Rings, el cual es el ifrit del Fuego aunque también podría considerarse un ifrit al villano principal: Erazor Djinn aunque solo dicen que es un genio de la lámpara de la historia de Aladino.
En el juego Tales of Phantasia de SNES, al igual que en Tales of Eternia y Tales of Symphonia, el ifrit es el espíritu elemental del fuego quien luego de ser derrotado en batalla acepta hacer un contrato con el invocador que tenemos en el grupo para poder ser invocado en batalla y ayudar con sus ataques.
También aparece en el juego Ragnarok Online, donde se le representa como un gigante de fuego que al ser eliminado provee unos objetos preciados, entre estos unos anillos que permiten al jugador que se los equipa usar algunas habilidades aleatorias mientras ataca o es golpeado.
Otro juego en línea en el que aparece un ifrit es en el Maplestory. Éste no es un enemigo o jefe, sino una invocación de una de las diversas clases de éste juego. El invocador es el Ice/Lightning Arch Mage, para conseguir la habilidad se ocupan hacer algunos quests. El mago al conseguir la habilidad, puede invocar a Ifrit, el cual tiene atributos de fuego y ataca a los enemigos del mapa.
En el juego God Of War Chains of Olympus. Hace aparición como el primer poder «oficial» de Kratos (por ser el juego un flashback) que se obtiene matando al rey persa del primer nivel, que se representa como un gigante que sale del cuerpo de kratos y golpea el suelo con ondas de fuego dañando a los enemigos cercanos.
De igual forma, en el juegoThe Witcher, basado en las novelas del polaco Andrzej Sapkowski, el ifrit es un genio menor que proviene del elemento fuego. Son utilizados por los hechiceros que han logrado comprender y dominar al fuego en su totalidad, y aunque estos ifrits no son capaces de conceder deseos, son leales sirvientes.
También es una de las unidades de los Alin, del juego Rise of Nations: Rise of Legends.
Un ifrit también aparece en el videojuego online Wizard101 una de sus muchas cartas, este se invoca y se considera la mejor carta,es un genio del fuego musculoso que se representa con barba y una corona ardiente.
Ifrit es el último jefe del primer juego de la saga "Danball Senki" para PSP, el cuál debe enfrentar Ban con ayuda de su LBX Odín.
Ifrits en el rol
Un ifrit aparece como figura enemiga en juegos de rol como Dungeons & Dragons y Aventuras en la Marca del Este.
Igualmente, hay cartas de Magic: el encuentro en las que se hace referencia a los ifrit.
También existe la carta «El genio místico de la lámpara» en el juego de cartas coleccionables Yu-Gi-Oh!



Para saber más: 

HISTORIA DEL PESCADOR Y EL IFRIT (Retomado del libro “Las mil y una noches”